INSTITUCIONES PROVINCIALES

AÑO
1887-1882

DIRECCIÓN

C. de Ronda; C. Bailén; C. Ausiàs March; C. Bruc , Barcelona

PROMOTOR
Diputació de Barcelona

INSTITUCIONS PROVINCIALS

Con la aplicación del Decreto de Nueva Planta del rey Felipe V en 1719, las diversas universidades del Principado (Lérida, Barcelona, Gerona, Tarragona, Vic, Solsona y Tortosa) se cerraron y se creó un único centro universitario en Cervera. La universidad no regresó a Barcelona hasta 1837 y, durante esos casi ciento veinte años, las distintas enseñanzas de alta cultura que se seguían ofreciendo en la ciudad se distribuían entre diversos centros y especialidades (Náutica, Cirugía, Bellas Artes, etc.). A partir de 1837 se inició un largo proceso para la constitución de una nueva universidad, que dificultaron las tensiones políticas locales y la falta de espacios adecuados. La Universidad de Barcelona fue ampliando su número de estudios y alumnos y, finalmente, en 1874 se inauguró el nuevo edificio del arquitecto Elies Rogent. En este contexto, en la segunda mitad del siglo XIX la Diputación de Barcelona sustentaba de forma parcial o total otros centros educativos, como el Instituto de Segunda Enseñanza, la Escuela Normal, la Escuela de Artes y Oficios, etc. En 1877, la Diputación de Barcelona promovió un concurso de proyectos para la construcción de un conjunto de edificios destinado a albergar todos los servicios de enseñanza media y superior de esa institución provincial. El gran complejo monumental de 27.000 m2 debía ocupar una gran parcela del Ensanche, muy cerca de las antiguas murallas, en contrapunto al edificio de Elies Rogent. Lluís Domènech y su socio Josep Vilaseca ganaron el concurso, tanto el de anteproyecto como el del proyecto definitivo. Entre 1879 y 1882 estuvieron trabajando en el de ejecución, para lo que montaron una oficina y viajaron por Europa con la finalidad de estudiar edificios de tipología similar. Se conservan diversas variaciones del proyecto, que fue evolucionando durante su definición proyectual.

La propuesta de Domènech y Vilaseca finalmente presentada no solo se planteaba como solución para articular un programa de gran complejidad, sino que también estudiaba problemas de acústica, óptica, pedagogía, iluminación, calefacción, ventilación y saneamiento. El proyecto proporcionaba una fachada urbana al conjunto, adaptándose a cada calle. La propuesta consistía en un conjunto formado por varios edificios con fachada a calle y grandes patios interiores con galerías porticadas. El conjunto mantenía una unidad de estilo, ecléctico con ecos centroeuropeos, aunque cada unidad tenía sus particularidades. El cuerpo central albergaba la Academia y la Escuela de Bellas Artes, y se dejaba un jardín en la fachada delantera de la calle Girona para monumentalizar el conjunto, comunicado con su museo y un gran salón de actos a los que se accedía desde la Ronda de Sant Pere. En el sector izquierdo se situaba la Escuela de Ingenieros, y en el sector derecho la Escuela Normal, la Escuela de Arquitectura y el Instituto. El gran salón de actos y la Escuela de Bellas Artes eran el nexo de unión con el resto de las unidades, que podían concebirse aisladamente dada su situación estratégica en las esquinas y verse por lo tanto como unidades independientes. Cubría el salón de actos una bóveda de cañón resuelta con estructura de hierro y cristal, a modo de claraboya, que sobresalía respecto al conjunto y debía convertirse en hito paisajístico y símbolo de modernidad.

En 1884, arguyendo el elevado coste que tendría la obra, la Diputación de Barcelona paralizó la propuesta. Domènech y Vilaseca llevaron el caso ante los juzgados, pero el complejo nunca llegó a construirse. A pesar de ello, durante largo tiempo fue considerado un referente de la arquitectura moderna de la época.

Cronograma

Visualiza todas las obras de Lluís Domènech i Montaner a través del cronograma. Todas sus obras vinculadas con los planos, su biografia, formación, docéncia, política..

Realitza una cerca